May
15

Aprende sobre la ética jurídica de los abogados en España


by Admins
Comentarios desactivados en Aprende sobre la ética jurídica de los abogados en España

Las personas que eligen ser profesionales del derecho deben basarse en algunos fundamentos que les permitan manejar cada caso con responsabilidad. Por esa razón los abogados en España deben basarse en la ética jurídica para desarrollar la defensa de cada caso. Deben ser capaces de demostrar qué acciones de las personas son adecuadas y cuáles deben ser penalizadas, pero siempre proporcionando las pruebas necesarias que dejen ver claramente que están en lo correcto. No se trata sólo de opinar sobre algo y decir si es bueno o malo, sino explicar las causas y las razones de que lo sea.

A continuación describiremos algunas virtudes que poseen los abogados y por las cuales se puede decir que tienen una buena ética jurídica. Tomemos en cuenta que un buen profesional del derecho siempre tiene como premisa estar con la justicia en cada caso, tanto al defenderlo y exponer sus motivos, como al anunciar sus ingresos monetarios al cliente. Una de las características que debe reinar en la personalidad de un excelente abogado es la honestidad.

Los abogados deben ser transparentes

En el perfil de un buen abogado siempre se presentan una serie de virtudes que los diferencian entre ellos y ante los clientes, y una de ellas es la transparencia, ya que es su deber sacar a la luz cada detalle del caso, aunque con discreción. Esto se debe a que en cualquier caso, sea grave o no, cada pequeña información cuenta, por lo que el profesional debe poner todas las cartas sobre la mesa para poder estudiar el caso, y si se ve involucrado en ciertas situaciones como soborno por la parte contraria, o como obtener información importante y no utilizarla como apoyo en el caso, perdería su credibilidad.

Es por eso que los abogados en España deben presentar cada prueba y cada motivo con sus razonamientos lógicos, con los cuales van a demostrar la veracidad o falsedad de una acusación realizada. Como en todo, en la práctica de las profesiones jurídicas es sumamente importante ser transparente en cada cosa que se diga o haga, ya que de ello dependerá la credibilidad y confianza, además de la reputación que cada persona se va formando a lo largo de su carrera.

La fortaleza debe ser primordial

Cuando hablamos de abogados, casi siempre nos imaginamos personas serias y comprometidas con lo que hacen. Esa imagen que tenemos de ellos es bastante acertada, y por esa misma razón deben tener mucha fortaleza, tanto al momento de realizar las investigaciones de cada caso y enfrentarse a las diferentes situaciones que traen, así como al tomar las decisiones más pertinentes para lograr los objetivos. En cada servicio de abogados en España una de las normas morales fundamentales es la fortaleza.

Esto quiere decir que, aunque no sea una norma establecida en la ley o en algún manual de estilo o guía de las empresas que prestan servicios jurídicos, es algo que los abogados en España se toman muy en serio, como parte de su trabajo diario, ser fuertes para resolver hasta los casos más complicados y que llevan más tiempo, para demostrar el peso de cada prueba en la resolución de cada caso y mantener sus decisiones con firmeza mientras sean las más adecuadas y correctas legalmente.

Un abogado debe tener credibilidad

Las personas que se dedican a ejercer profesionalmente el derecho necesitan cada vez más credibilidad y generar la mayor confianza posible, dado que en la sociedad se han puesto en duda las acciones honestas de los abogados, tomando algunos casos como base para generalizar y afirmar que estos profesionales solo se preocupan por sus ingresos y por cómo son vistos por las demás personas, por ejemplo, para guiar a sus clientes en el proceso de obtener custodia compartida, se enfocan en el caso y en el bienestar tanto de los padres como de los hijos, y deja en un segundo plano (pero no menos importante) su entrada económica. Si bien es cierto que los abogados jóvenes tienen muchísimo talento y energía para hacer las cosas bien, no hay mejor forma de ganar credibilidad que con la práctica.

La experiencia es la que genera esa estabilidad y solidez en los conocimientos que la persona ha adquirido, por lo tanto, con la práctica se refuerzan estos conocimientos, ayudando al profesional a volverse mucho más hábil y a aprender algunas técnicas que no se aprenden con la teoría. La experiencia que se adquiere da cabida a la credibilidad que se va ganando y que es algo muy buscado entre los clientes. La ética jurídica les permite a los abogados cumplir con su trabajo de manera responsable y con honestidad.



Comments are closed.